miércoles, 13 de febrero de 2013

Cupcakes de Helado con cara de osos

cupcakes 3 huevos 1 cucharadita de levadura 125 gramos de manteca 125 gramos de azúcar 125 gramos de harina Un poco de raspadura de 1/2 limón una bandeja para hornear de aluminio descartable En un bol, echamos la harina y la azúcar, derretimos un poco en el microondas la mantequilla sin que quede liquida del todo y la echamos a el bol junto a lo otro, abrimos 3 huevos y los echamos enteros, rayamos un poco de limón, se lo echamos y lo batimos hasta que quede una masa cremosa. Cogemos un cucharón y vamos echando simplemente cortando algunos agujeros en molde de aluminio descartable, los llenamos más o menos por la mitad porque si no, cuando las magdalenas suban se nos van a salir del molde mucho y se va a llenar toda la bandeja de masa. El horno debe estar mientras tu has hecho la masa calentándose a 200º. Cuando ya tenemos todo listo metemos las magdalenas al horno 20 minutos a 180º. Cuando pasan 20 minutos las sacamos y las dejamos enfriar . Después decorar con el helado. Helado de fresa para la cabeza del oso Ingredientes 250 g de frutillas 1 cda de jugo de limón 150 g de azúcar 7 g de gelatina sin sabor 3 claras 200 cc de crema de leche Procedimiento Licuar las frutillas junto con el jugo de limón y 100 g de azúcar. Si se desea, reservar algunas frutillas, cortarlas en cubos y mezclarlas con el licuado. Reservar. Hidratar la gelatina sin sabor en un fondo de agua fría. Llevar a fuego y revolver hasta que rompa el hervor. Dejar que pase el calor fuerte y agregarla al licuado de frutillas. Reservar. Batir las claras a punto nieve y agregar en forma de lluvia 50 g de azúcar. Seguir batiendo hasta obtener un merengue e incorporarlo a la preparación de frutillas. Batir la crema de leche a punto chantillí e incorporarla Helado de vainilla por la nariz del oso 1/2 l leche
•5 yemas de huevo
•250 gr de azúcar molido
•150 gr de crema fresca
•1 o 2 bolsitas de azúcar avainillado
•1 cucharadita rasa de maizena
•1 pizca de sal
Primero ponemos a hervir la leche con la sal y el azúcar avainillado.

Con una cuchara de madera, y en una tarrina, se baten las yemas con el azúcar y 1 cucharadita rasa de maizena, hasta que inicie el hervor. Incorporar un poco de leche hirviendo y volver, sobre fuego suave. Retirarla de la lumbre en cuanto la crema espese y se adhiera a la cuchara. No dejarla hervir, porque se cortaría.
Se deja enfriar completamente.

A continuación se incorpora la crema fresca y se bate bien con un batidor manual o eléctrico. Verter en las cubetas de la nevera e introducir en el congelador. Este helado requiere unas 2 horas para que cuaje por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario