sábado, 10 de noviembre de 2012

Spaghetti con almejas (alle vongole)

Para 4 personas: 250 g de spaghetti de grosor muy fino 1/4 Kg de almejas o chirlas (pueden substituirse por una latita de almejas al natural, que salen más económicas y se pueden tener en la despensa) 5-6 dientes de ajo 2 guindillas pequeñas o cayenas Aceite de oliva y sal Las almejas o chirlas han de ponerse en agua con sal varias horas antes de prepararse, cambiando el agua una o dos veces en función de la arena que puedan soltar. Se pone en una olla abundante agua (por lo menos 3-4 litros) con una cucharada sopera de sal y un chorrito de aceite para que no se peguen los spaghetti. Cuando rompe a hervir se añaden los spaghetti y se cuecen con fuego no muy vivo durante un máximo de 8 minutos si son del tamaño muy fino (este tiempo puede cambiar dependiendo de la calidad y grosor del spaghetti, pero nunca deben quedar blandos, han de quedar un poco duritos, se pueden probar “al dente” para saberlo). Se escurren en un escurridor pero sin echarles agua. En una sartén honda se pone abundante aceite y cuando empieza a calentarse se añaden los ajos cortados en láminas y la cayena. Cuando empiezan a dorarse se añaden las almejas y se baja el fuego. Se espera a que se vayan abriendo todas las almejas. Cuando están abiertas se añaden los spaghetti y se remueven bien para que se empapen del aceite. Se sirven inmediatamente para que no se enfríen. En el caso de usar almejas de conserva, se añaden primero los spaghetti sobre el aceite con los ajos doraditos y se remueve bien, después se añaden las almejas de lata. Una alternativa es utilizar spagetti negros y añadir gambas

No hay comentarios:

Publicar un comentario