miércoles, 2 de mayo de 2012

Mochi para Desayunos o Meriendas

El mochi se prepara a partir del arroz moti integral – una variedad de arroz mas dulce y glutinoso - y es un alimento especialmente proteico y energético, bueno para deportistas, niños y bebes, madres gestando o amamantando, y para personas débiles o recuperándose de alguna enfermedad - o de medicinas y drogas-. Se puede cocinar sólo o con un 60/70 % de arroz integral, reforzándolo en sus propiedades. El moti se lava y de preferencia se deja de remojo; si no hubo tiempo se coloca a fuego mínimo hasta el hervor. La proporción de agua es igual a la de arroz (1/1) y la cocción de 45’ a una hora (con difusor, cuidado para no quemar). Se coloca al hervir una pizca de sal por tasa de arroz. Al apagar el fuego se deja reposar unos minutos y se machaca en un mortero o suribachi, hasta que todos - o casi todos - los granos estén deshechos, para que libere el tipo especial de proteína que lo caracteriza (no es gluten, así que pueden comerlo personas con problemas alérgicos). Se puede pasar también por una moledora de cereales - no conviene procesadora ni ningún artefacto eléctrico. Del mismo modo, también evitaremos procesar las verduras, y así aprenderemos a cortarlas por las líneas de energía - similares a los meridianos en el cuerpo humano - para nutrir mejor nuestro propio caudal energético. Si estamos apurados podemos utilizar cortes grandes y hacer un guiso o nishime, o un puchero vegetal con legumbres o seitán; será muy preferible a utilizar la procesadora. Si estamos en buenas condiciones, sentiremos la diferencia. Cuando el mochi está listo, bien pegajoso, podemos dejarlo enfriar y darle diversos usos, como en la sopa . Podemos comerlo así mismo, espolvoreado con gomasio o algas tostadas, o con daikon rayado y shoyu, o semillas de girasol tostadas. Esto será excelente para el desayuno. Para la merienda, agregar cremas de manzanas (cocidas sin agua en olla tapada, con una pizca de sal marina, hasta quedar dulces y cremosas) y pizc
a de canela, o mezclar en caliente con canela y cáscara de limón rayada y pasas de uvas o nueces si no es una dieta curativa. Estas son las soluciones más rápidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario