miércoles, 14 de marzo de 2012

pan amish de la amistad


La clave del asunto, como en casi todo pan, está en la levadura. El método es parecido al usado en las panaderías tradicionales donde parte de la masa se guarda para usarla como base para la siguiente vez. Según la leyenda, la base para el pan de la amistad es un secreto de los Amish pasado de generación en generación. Pero, como toda leyenda, aunque suena romántico, no es cierto.

Lo recibí mi base de un amigo (explicando lo de pan de la amistad), pero no es difícil comenzar desde cero y crear la base.De nuevo Google viene al rescate con varias posibilidades. Una que suena razonable es usar:



•1 paquete de levadura
•1/4 taza de agua tibia a 45°C
•1 taza de harina cernida
•1 taza de azúcar
•1 taza de leche tibia a 45°C




Con el siguiente procedimiento:
1.Disolver la levadura en el agua por diez minutos, revolviendo bien.
2.En un tazón plástico o de vidrio se combinan la harina y el azúcar. Hay que asegurarse de que estén bien mezcladas para evitar que se formen grumos más adelante.
3.Gradualmente añadir la leche y luego la levadura disuelta revolviendo bien todo el tiempo.
4.Cubrir la mezcla con con una tapa plástica o con plástico estirable pero no herméticamente de manera que permita circular el aire. Déjela reposar por un día (contando como el primer día en el siguiente procedimiento).




El ritual

Una vez con la base, ya sea recibida de alguien que ya la tiene o creada con el paso anterior, se pasa por un ciclo de nueve días para alistar la masa. El procedimiento es simple y fácil. Dada la forma en que hay que manipular la masa, es conveniente tenerla en una bolsa con cierre de tipo zip (con capacidad de por lo menos un galón o cuatro litros).



•Día 1: Déjela reposar sin hacer nada más.
•Día 2: Mezcle los ingredientes.
•Día 3: Mezcle los ingredientes.
•Día 4: Mezcle los ingredientes.
•Día 5: Mezcle los ingredientes.
•Día 6: Añada 1 taza de azúcar, 1 taza de harina y 1 taza de leche. Mezcle bien.
•Día 7: Mezcle los ingredientes.
•Día 8: Mezcle los ingredientes.
•Día 9: Mezcle los ingredientes.




Si se usa la bolsa, entonces la masa se puede mezclar fácilmente mediante estrujarla por un minuto o dos. Una vez al día es suficiente. Por cierto, dependiendo de la temperatura ambiente, puede se produzca tamaño poco de gas mientras la masa fermenta, por lo que es buena idea abrir la bolsa de vez en cuando para dejarlo salir. También es buena idea marcar, el primer día, las fechas del sexto y décimo días en la bolsa para evitar enredos.

El décimo día es cuando se mezcla el resto de los ingredientes. También es cuando se separa la base para la siguiente vez. En todo el proceso es importante evitar usar utensilios de metal, pues la masa es agria y puede reaccionar con éstos.




Al fin, pan

La base es solamente el punto de partida. Ahora hay que añadir más material para tener suficiente como para hacer el pan y también dejar un poco para la siguiente vez.



1.Vacíe la base en un tazón de vidrio o plástico. Yo generalmente uso uno de 1 galón.
2.Añada taza y media de harina, taza y media de azúcar y taza y media de leche.
3.Mezcle bien.
4.En cada uno de cuatro contenedores separados (pueden ser de nuevo bolsas con cierre zip) ponga una taza de material.
5.Guarde uno para uso propio y regale los otros tres (más notas sobre esto al final).




Para el pan en sí, se necesitan los siguientes ingredientes:
•3 huevos
•1 taza de aceite (no de oliva)
•1/2 taza de leche
•1 taza de azúcar
•2 tazas de harina
•2 cucharaditas de canela en polvo
•1/2 cucharadita de vainilla
•1 1/2 cucharadita de polvo de hornear
•1/2 cucharadita de bicarbonato
•1/2 cucharadita de sal
•1 paquete de pudín de vainilla en polvo



1.Caliente el horno a 160°C.
2.Agregue el aceite a la masa agria y mezcle bien.
3.Mezcle los ingredientes secos en un tazón separado.
4.Gradualmente añada la mezcla seca a la masa agria
5.La masa se pondrá muy espesa y difícil de mezclar. Añada la leche y la vainilla para suavizarla un poco. Si todavía está muy espesa, se puede usar un tantito más de leche.
6.Engrase dos moldes de vidrio para pan cuadrado (11 cm x 22 cm).
7.Mezcle 1/3 taza de azúcar con 1/2 cucharadita de canela en polvo. Rocíe los moldes con la mezcla distribuyendo bien. Reserve un poco de la mezcla para el siguiente paso.
8.Distribuya la masa igualmente en los dos moldes. Rocíe el resto de la mezcla de azúcar y canela sobre la masa.
9.Hornee por una hora.
10.Deje enfriar los panes hasta que se separen del molde y voltéelos en una superficie plana. Es mejor no hornear más de dos panes a la vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada