domingo, 12 de febrero de 2012

Chelsea bun (ingles)


El Chelsea bun ( es un tipo de currant bun (‘panecillo de pasas’) que fue creado en el siglo XVIII en la Bun House de Chelsea (Londres), un establecimiento preferido por los Hannover y demolido en 1839. Cada año en febrero los descendientes de Higgins organizan el festival del Chelsea bun, en el que celebrar los logros culinarios de su antepasado.

Ingredientes:

Para el relleno:

- 50gr de azúcar moreno + 10gr
- 5gr de azúcar vainillado
- 10gr de canela molida
- 75gr de pasas sin pepitas
- 100ml de licor de naranja tipo Grand Marnier o Contreau
- 100ml de agua

Preparación:

En un cuenco ponemos las pasas, el licor y los 10gr de azúcar. Damos unas vueltas y dejamos un rato macerando.

Mezclamos el azúcar moreno con el vainillado y la canela. Reservamos.

Para la masa:

- 500 gr de harina de fuerza
- 2 sobres de levadura en polvo de panadería o 30gr de levadura fresca prensada
- 50gr de azúcar
- 250ml de leche
- 40gr de mantequilla + 30gr
- 2 huevos medianos
- 1 pizca de sal
- ralladura de 1/2 naranja
- molde desmontable de 30cm de diámetro

Preparación:

Entibiamos la leche.

Tamizamos la harina en un cuenco y hacemos un hoyo en el centro.

Mezclar en él la levadura y un poco de azúcar; añadimos poco a poco la leche mezclando.

Derretimos los 40gr de mantequilla. Trabajamos con el resto de azúcar, los huevos, la sal y la ralladura de naranja.

Mezclamos todo y hacemos una masa que no sea pegajosa.

Dejamos reposar tapada por espacio de una hora o hasta que duplique su volumen.

Cuando haya fermentado, voleamos la masa y formamos un rectángulo de más o menos 30x40cm.

Derretimos el resto de mantequilla y pintamos la masa con ayuda de un pincel.

Echamos encima la mezcla de azúcar y canela y las pasas escurridas y maceradas.

Enrollamos la masa sobre sí misma y cortamos rodajas de 5cm de grosor que colocaremos unidas en el molde previamente enmantequillado. Colocamos con la parte enrollada hacia arriba.

Dejamos reposar la masa tapada para que haga el segundo levado.

Precalentamos el horno a 200º .

Una vez está la masa fermentada, pintamos con huevo batido, con cuidado para que la masa no se baje, y horneamos hasta que esté dorado, que será en media hora dependiendo del horno.

Cuando lo saquemos, aún caliente, pincelaremos con un almíbar hecho con dos partes de azúcar por una de agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario