martes, 7 de febrero de 2012

babka de chocolate (cocina judia)


Otra versión de babka está relacionada con la tradición judía del este de Europa. Esta versión se elabora a partir de una tira de masa con levadura doble y trenzada y suele cocinarse en un molde de repostería alto. En lugar del relleno de fruta la masa contiene canela o chocolate. Suele cubrirse con streusel. Un pastel parecido denominado kokosh también es popular en las pastelerías judías. El kokosh también se elabora con chocolate y canela, pero es más bajo y largo que el babka, y no se trenza ni se cubre con streusel.

Ingredientes:
350 g de harina de fuerza
10 g de levadura seca instantánea
50 g de azúcar
120 ml de leche líquida
2 huevos
40 g de mantequilla
1 cdita. de sal

Para el relleno:
100 g de chocolate amargo (75% cacao)
1 puñado de nueces
1 puñado de naranjas confitadas picadas

Instrucciones:
En una batidora de trabajo pesado añadir todos los ingredientes menos la mantequilla. Amasar a velocidad baja hasta que todos los ingredientes se integren bien y se forme una masa homogenea (3 minutos)

Aumentar la velocidad de la batidora y amasar hasta obtener una masa suave (5 minutos). Bajar nuevamente la velocidad al mínimo y añadir poco a poco la mantequilla a temperatura ambiente hasta integrarla completamente.

Aumentar nuevamente la velocidad y amasar hasta que la masa se torne suave y muy elástica. Retirar del recipiente y formar una bola con la masa (añadir un poco más de harina si aun está muy pegajosa)

Depositar la masa en un bowl aceitado cubriéndolo con un paño de cocina. Dejar levar por 1 ó 2 horas hasta que duplique su volumen.

Una vez levada, desgasificar la masa con el puño y voltearla sobre si misma formando nuevamente una bola, colocar nuevamente en el bowl, taparla con plástico adherente y refrigerar toda la noche.

A la mañana siguiente extender la masa sobre una superficie ligeramente enharinada, estirar con un rodillo hasta obtener un rectángulo de 30x40 cm aproximadamente.

Cubrir toda la superficie con el chocolate troceado, las naranjas confitadas y las nueces, enrollar la masa como si se tratara de un brazo de gitano. Retorcer las puntas formando una especie de 8. Colocar en un molde para pan forrado con papel encerado.

Tapar y dejar levar por 1 hora.

Mientras tanto calentar el horno a 180 grados centígrados. Barnizar el pan con un huevo mezclado con dos curadas de leche. Colocar el molde en la parte baja del horno y hornear por 40 minutos.

Nota: si el pan comienza a dorarse demasiado, taparlo con un trozo de papel de aluminio para que no se queme.

Consumir una vez frío (aunque a mi me gusta tibio, cuando aún el chocolate está derretido)

Da para un 1 pan (8 porciones aproximadamente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario