domingo, 24 de julio de 2011

Jalea de té (Teegelee)



Ingredientes: 2 ½ cdas de té, 900cc agua, 1 cda semillas cardamomo, 1 cta semillas anís, cáscara de 1 limón, 500g azúcar (gelificante).

Cubrir té con agua hirviendo, añadir semillas de cardamomo y anís. Dejar reposar 5 minutos y colar. Incorporar cáscara de limón cortada en tiritas muy finas y azúcar gelificante. Dejar hervir fuertemente durante 1 minuto y verter inmediatamente en recipientes de vidrio debidamente esterilizados.

Jalea de uvas con pasas remojadas en grapa (Traubengelee mit beschwipsten Rosinen)



Ingredientes: 50g pasas de uva, 5 cdas grapa, 600cc jugo de uva, 150cc jugo de manzana, jugo de 1 limón, 500g azúcar + pectina (a razón de 1g por kilo de fruta).

Remojar las pasas de uva durante 10-12 horas en grapa y escurrirlas luego. Mezclar los jugos de uva, manzana y limón con las pasas y el azúcar en una cacerola grande. Cocinar a fuego fuerte, sin dejar de revolver, y dejar que hierva durante 1 minuto intensamente. Verter la jalea a frascos previamente higienizados y cerrarlos inmediatamente. Dejar enfriar, cambiando los frascos de posición para que las pasas se vayan distribuyendo uniformemente

Jalea de vino blanco y vainilla con uvas (Weisswein-Vanille-Gelee mit Weintrauben)



Ingredientes: 1 chaucha de vainilla, 150g uvas blancas sin pepitas, 600cc vino blanco, 1kg azúcar, ½g pectina, jugo de 1 limón.

Cortar la chaucha a lo largo y extraer la pulpa. Lavar las uvas, cortarlas por la mitad y extraer las pepitas. Mezclar todos los ingredientes en una cacerola grande y dejar reposar durante 3-4 horas. Cocinar posteriormente a fuego fuerte, revolviendo constantemente, y dejar que hierva durante 4 minutos intensamente. Verter la jalea aún caliente a frascos adecuados y cerrarlos herméticamente de inmediato.

Jalea de romero (Rosmaringelee)



Enjuagar 2 frascos de 250 ml con agua caliente y apoyarlos sobre un repasador mojado. Cocinar ½ lt de jugo de manzana (sin azúcar) en una ollita, al que se ha agregado: 25 ml jugo de limón, 200g azúcar gelificante y pizca de ácido cítrico. Revolver constantemente hasta que haya hervido durante 5 minutos. Lavar 10 ramitas de romero, de los cuales se agregan 6 a la preparación anterior, 2-3 gotitas de colorante verde para alimentos. Dejar reposar 3-4 minutos. Colocar 2 ramitas de romero en cada frasco. Controlar si la mermelada se espesa, vertiendo un poquito sobre un plato. Añadir otra pizca de ácido cítrico, de ser necesario. Extraer las ramitas de romero de la jalea y verter la mermelada caliente con mucho cuidado en los frascos (hasta el borde de éste), cerrar herméticamente y apoyar éstos durante 5 minutos sobre la tapa.

Jalea de manzanas - y algunas variantes interesantes



RECETA BÁSICA: 1½kg manzanas, 1 lt agua, 1 kg azúcar, ½ ramita canela, jugo y cáscara de 1 limón, ½ chaucha de vainilla.
Cortar manzanas en trozos pequeños (sin descartar cáscara ni semillas) y cocinarlas hasta que estén tiernas (pero no transformadas en puré). Pasar esta preparación por un paño o colador. Verter a una cacerola, agregar azúcar y demás ingredientes y hervir hasta llegar a la consistencia de jalea deseada.
CON MEMBRILLO: Incorporar 250g de membrillos pelados, descarozados y picados, frotados con un repasador.
CON CALVADOS: Añadir 1/4 lt de Calvados.
AROMATIZADA CON ALMENDRAS: Adicionar esencia de almendras.
CON CANELA: Ubicar una ramita de canela en cada frasco, antes de verter la jalea.

Jalea de ananá y manzanas (Ananas-Apfel-Gelee)


Ingredientes: 650ml jugo manzanas, 200g ananá, 50ml aguardiente de ciruelas (Slibovitz; optativo), 350g azúcar o 25ml edulcorante líquido, pectina (cantidad necesaria).
Colocar jugo manzana, trozos ananá y aguardiente en olla, agregar azúcar y pectina. Mezclar y cocinar a fuego fuerte hasta que rompa el hervor, sin dejar de revolver. Dejar hervir durante 3 minutos, revolviendo constantemente y retirar del fuego. Verter inmediatamente a frascos preparados, cerrarlos herméticamente y ubicarlos 5 minutos sobre sus tapas respectivas. Cambiarlos luego de posición con frecuencia, para que los trozos de ananá se distribuyan en forma pareja.
Sugerencias: agregar hojitas de menta picada a la gelatina, luego de haber hervido.

Jalea de albahaca (Basilikumgelee)


Ingredientes: 1 lt jugo manzana (hervir manzana con cáscara y semillas cortada en trozos y colar), 1 kg azúcar, jugo de 2 limones, 50g hojitas de albahaca, 2 cdas ron.
Hervir el jugo con azúcar y jugo de limón hasta lograr la consistencia deseada de la jalea. Añadir hojitas de albahaca y hervir otros 2 minutos. Verter inmediatamente a frascos enjuagados con agua caliente. Verter un poco de ron en las tapas de los frascos y cerrar éstos herméticamente. Dejar enfriar los frascos apoyados sobre la tapa.
Impecable para acompañar helado de vainilla ...
Cómo comprobar si llegó al punto ideal ? Colocar una gota sobre un platito bien frío (recién extraido del congelador) y mantenerlo bien inclinado. Si la gota se mantiene, entonces se podrá retirar la espuma de la confitura y proceder al envasado de la jalea.
Aprovechamiento (prácticamente inmediato) de la espuma retirada: para saborizar yogur o untar el pan.

viernes, 22 de julio de 2011

Leche de semillas de calabaza


La leche vegetal de semillas o pipas de calabaza tiene propiedades muy beneficiosas sobre los problemas de próstata y contra los parásitos intestinales.
. Ingredientes de la leche de semillas de calabaza
1 taza de semillas de calabaza crudas y peladas (cuatro horas en remojo)
2 cucharadas soperas azúcar morena, agave, miel u otro endulzante natural.
6 tazas de agua.
1 cucharadita de canela o vainilla, en polvo.
Preparación de la leche de semillas de calabaza
Dejaremos, previamente, las semillas de calabaza en remojo durante unas cuatro horas.
Añadiremos todos los ingredientes y pasaremos por una licuadora (batidora o trituradora)
Si aún así nos quedara una textura muy granulosa podríamos pasar la leche de semillas de calabaza por un colador o a través de un paño muy fino.
Según el sabor que nos guste podemos añadir más endulzante o más canela o vainilla.
Una vez preparada la leche de semillas de calabaza hemos de ponerla en el frigorífico (refrigerador o friser) y consumir en un par de días.
Podemos tomar al día un par de vasos preferentemente antes o fuera de las comidas.
¿Cuáles son las propiedades de la leche de semillas de calabaza?
Es de gran ayuda en caso de parásitos intestinales, incluido la Tenia o Solitaria. Es un buen remedio cuando tenemos o sospechamos que podemos tener parásitos y no queremos tomar ningún medicamento.
Los hombres con problemas de próstata encontrarán en la leche de semillas de calabaza un gran aliado ya que desinfecta y desinflama la próstata y las vías urinarias en general.
Su riqueza en Zinc también la hacen conveniente cuando buscamos fortalecer nuestra vista o nuestras defensas.
Nuestra piel y nuestro sistema cardiovascular se beneficiarán de su aporte de ácidos grasos.
Información nutricional de la leche de pipas o semillas de calabaza
Destaca su gran aporte de ácidos grasos linoleicos y linolenicos, Zinc, vitaminas A, E y F, Magnesio, Fósforo y hierro.
Si queremos dar a esta leche de semillas de calabaza un buen contenido en calcio podemos añadir en su preparación una taza de almendras crudas peladas o media taza de semillas de sésamo o ajonjolí.

¿Sabías que la leche de semillas de calabaza...?
La calabaza también se conoce en algunos países como zapallo, ayote, auyama, cayota, o chayote; al igual que en lugar de decir semillas se utiliza la palabra pepas.
La palabra Leche realmente no estaría bien utilizada ya que solo puede definir a las de origen animal.

leche de nuez


remojar toda la noche 1 taza de nuez que puedan conseguir, todas son buenas y sirven para este propósito, en suficiente agua para cubrirlas.
después de unas 8 horas de remojo, colarlas y ponerlas en la licuadora con 4 tazas de agua y 1 o 2 dátiles sin el carozo (optativo).
licuar en la velocidad mayor hasta que todo quede lo más licuado posible.
colar el líquido con un tejido bastante cerrado y preferentemente de nylon (perdón). lo que funciona perfecto son unos filtros para pintura que se consiguen en las pinturerías (Home Depot las tiene). el proceso de filtrado no es rápido y hay que ir retorciéndolo a medida que va bajando. lo que sobra es una pasta que se puede usar en el balde del abono.

domingo, 17 de julio de 2011

leche de coco



Los ingredientes , un coco (una vez limpio pesaba unos 400 gramos) y la misma cantidad de agua. Como utensilios, una tabla de cocina, un martillo, una batidora y poco más.


Lo primero es abrir el coco. Dando unos pocos y fuertes golpes conseguiremos agrietarlo, entonces el agua de su interior la podemos reservar. Para ello hay poner el coco encima de un vaso y dejar que salga.



Después terminaremos de abrir el coco y separaremos la carne de la cascara de la semilla. Lo suyo, con esta carne sería rallarla o separarla con un cepillo de púas. Pero al hacerlo de esta manera podemos cortarla en trocitos pequeños.



Acto seguido metemos la carne de coco en un vaso para triturarlo con la batidora o picadora. Y poco a poco le vamos añadiendo el agua, batiendo. Veremos como se hace una masa algo espesa. Esto se debe a la mezcla del aceite del coco y el agua.



Dejamos reposar un rato y nos disponemos a filtrar la preparación. Con un chino y una cuchara apretamos bien la carne rallada hasta que quede bien seca. De esta forma, hemos obtenido nuestra leche de coco, que nos servirá en un infinidad de preparaciones.



Bien, ahora tenemos las diferencias con la forma tradicional, e incluso con las distintas “leches” que se pueden sacar del coco.

Podemos sacar dos leches. La llamada “primera leche” se obtiene rallando la carne de coco y utilizando una estameña (un trapo de cocina muy similar a una gasa), se exprime y el ese primer liquido que se obtiene es muy espeso y en algunos casos se obtiene bastante poco.

Llegamos entonces al segundo tipo de leche, “segunda leche” o leche clara. Se añade varias veces agua y se van exprimiendo con la estameña. En el sudeste asiático, son las mujeres las encargadas de elaborar la leche de coco y son tan expertas que lo hacen simplemente con las manos.

Una receta profesional nos puede pedir los dos tipos de leche, empezaremos usando la segunda leche y al finalizar el plato le daremos el toque de la primera leche con un hervido final.

Al dejar reposar la leche obtenida, veremos que se separa y se forma una capa más espesa, denominada “nata de coco”, en algunos casos se le llama crema de coco.

También podemos obtener leche de coco, de un coco rallado seco (pero no de un coco rallado y tostado), simplemente debemos añadir agua y dejar reposar 30 minutos a que se hidrate de nuevo.

LECHE DE ALMENDRAS


Ingredientes
200 gr de almendras crudas
1 litro de agua
Elaboración
Pon a remojar las almendras en el agua, durante un par de horas, para que se hidraten y ablanden un poco.
Échalo todo al vaso de la batidora, y muele durante 2 ó 3 minutos. Deben quedar perfectamente trituradas y bien mezclado todo.
Coloca una gasa de algodón o nylon en un recipiente, sujetando los bordes. Vuelca el contenido dentro y exprime al máximo, hasta que no caiga ni gota.
Bebe al natural o guarda en la nevera un rato, para tomarla más fresca.

Variante
Así tomada, sola, está deliciosa. Pero si prefieres endulzarla un poco, mézclala en la batidora con dos o tres dátiles frescos, sin hueso, hasta molerlos bien.
También la puedes usar para hacer batidos de frutas, helados caseros, pasteles,… incluso mayonesa o salsa bechamel. Pero para estas últimas, recuerda no dulcificarla, claro.
Si no te da tiempo a remojar las almendras, porque andas con prisas, ningún problema. Muélelas tal cual. Tan sólo deberás tener en cuenta que necesitas insitir un poquito más con la batidora.
Y recuerda que puedes usar tanto almendras con piel como sin ella, siempre que estén crudas y sin sal.

Consejo
La pasta de almendras que sobra, no la tires, que se puede aprovechar para multitud de recetas, a cual más buena. En los próximos días os iré enseñando algunas.

Leche de soja



Ingredientes:

2 tazas de porotos remojados
6 tazas de agua
2 a 4 cucharadas de azúcar negra

Preparación:

Dejar los porotos en remojo durante la noche anterior, (tener en cuenta que por cada taza de porotos remojados hacen falta solo 2/3 de una taza de porotos secos).

Colar los porotos para quitar el agua del remojo y luego licuar agregando 6 tazas de agua.
Colocar una tela de algodón (lienzo fino) sobre una olla, verter lentamente el licuado sobre la tela, una vez colmada la capacidad de la misma tomar la tela por los bordes y aprisionar el contenido para
exprimir el liquido, repetir la operación hasta terminar.

Hervir hasta levantar el primer hervor, endulzar a gusto y si lo desean agregar una cucharada de esencia de vainilla natural y A TOMAR LA LECHE!



Aclaración:
En invierno afuera de la heladera consumir en el día, adentro de la heladera consumir hasta el tercer día.
En verano afuera de la heladera consumir en el momento, adentro de la heladera consumir hasta el segundo día

leche de alpiste


Ingredientes

30 cuharadas de semillas de alpiste.
Agua para remojar dichas semillas.
Preparación

Colocar el alpiste en agua.
Déjalas reposar durante toda la noche.
Al otro día eliminar el agua del remojo.
Licuar las semillas con agua mineral (agregar 2 vasos de agua, si la preparación queda espesa agregar más agua).
Colar.
¿Cómo beber la leche de alpiste?

Beber 1 vaso preferentemente en ayunas o durante el desayuno.