jueves, 29 de diciembre de 2011

higado con sangre (somalia)


Ingredientes
- 2 tazas de sangre
- 500 g. de hígado
- 2 cucharadas de subaq ghee (especie de manteca)
Preparación
Limpiar el hígado y cortarlo en trozos pequeños.
Poner el hígado, la sangre y la subaq ghee en una cacerola pequeña y cocinarlo lentamente sobre carbones al rojo, sin parar de remover.
Cocer a fuego lento hasta que la mezcla esté tierna y jugosa.

Consejos
No avivar el fuego, pués las cenizas podrían llegar a la sartén.

Preparación
Limpiar el hígado y cortarlo en trozos pequeños.
Poner el hígado, la sangre y la subaq ghee en una cacerola pequeña y cocinarlo lentamente sobre carbones al rojo, sin parar de remover.
Cocer a fuego lento hasta que la mezcla esté tierna y jugosa.

Consejos
No avivar el fuego, pués las cenizas podrían llegar a la sartén.

Limpiar el hígado y cortarlo en trozos pequeños.
Poner el hígado, la sangre y la subaq ghee en una cacerola pequeña y cocinarlo lentamente sobre carbones al rojo, sin parar de remover.
Cocer a fuego lento hasta que la mezcla esté tierna y jugosa.

Consejos
No avivar el fuego, pués las cenizas podrían llegar a la sartén.

El ghee es originario de Oriente Medio y Asia, principalmente de India y Egipto. Se obtiene a partir de la mantequilla de leche de vaca o de búfala. Constituye la parte oleosa de la mantequilla obtenida fundiendo ésta lentamente y eliminando la parte acuosa.

Dado que se quema a más temperatura que la mayoría de los aceites, el ghee resulta muy adecuado para freír y saltear. Además, combina muy bien con platos de langosta y proporciona a la famosa salsa curry un sabor exquisito y peculiar.

Si no la encuentra en su mercado, puede hacérsela usted mismo, fundiendo mantequilla sin sal y pasándola por un tejido de algodón (a modo de colador), que bien puede ser un trozo de camiseta, para eliminar la parte acuosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario