lunes, 27 de junio de 2011

Café frío (Caffé freddo)


Para no perder la costumbre de continuar saboreando un buen café también en verano, el café frío es la preparación que mejor satisface el paladar del tomador de café. Con crema batida arriba es toda una delicia, para señora y señoritas. Hay lugares donde lo tienen ya hecho, conservado en botellas, a punto casi de granita, es decir, con algo de hielo. Evidentemente se incurre a no poder saborear la esencia con que se concibe tomar un café, que es la integridad del aroma y el gusto. Nosotros preferimos hacer un café expreso cargado, ponerlo en un shaker con mucho hielo, darle un batido rápido y pasarlo enseguida a su respectivo vaso que ,si es previamente enfriado, mejor. De esta manera no se disiparán las propiedades organolépticas del café. Una cucharada de crema fresca arriba reforzará el gusto y le resultará muy agradable. Pruébelo. ¡Y si también pruébelo con algo de licor como un Galliano o un Tía María!

No hay comentarios:

Publicar un comentario