jueves, 14 de abril de 2011

Pretzel


Un pretzel estadounidense es un tipo de galleta o bocadillo horneado, y retorcido en forma de lazo. Su origen es alemán, y es bastante popular en Alsacia, América del Norte y Australia. Su nombre proviene de la palabra alemana Brezel, derivada del latín bracellus, 'brazo pequeño'. Este nombre se debe a que su forma recuerda a dos brazos entrelazados. En Alemania y especialmente en la Baviera, lugar de su nacimiento, el pretzel es muy diferente al de Estados Unidos. Forma parte de la comida típica del país y es un pan salado.

Básicamente existen dos categorías: los pretzels de galleta y los pretzels de pan suave. El segundo tipo puede ser preparado con una gran variedad de sabores, que incluyen almendra, ajo, etcétera.

3 tazas de harina
1 cucharaditas de sal
1 cucharada de azúcar
3 cucharadas de aceite vegetal
1 tazas de agua
1 cucharada de polvo para hornear
Mezcle los ingredientes secos, agregue agua y amase durante 5-7 minutos más hasta que adquieran una contextura elástica. Forme una bola con la masa, envuelva en una toalla limpia y deje reposar por diez minutos. Divida la masa en 12-18 piezas iguales y forme con ellas un lazo o rollito con la forma que le quiera dar a los pretzels y colóquelos en dos bandejas de hornear previamente untadas de aceite. Cubra los pretzels nuevamente con una toalla limpia y deje reposar en un lugar fresco por 30 minutos o hasta que la mezcla haya crecido el doble. Finalmente con la mezcla de la yema de huevo y una cucharada de agua, unte la parte superior de los pretzels para darles un toque brillante. En un horno precalentado a 425°C, coloque las bandejas muy cerca a la parte central y cocine durante 20 minutos o hasta que estén doraditos. Déjelos enfriar durante 15 minutos antes de servirlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada