miércoles, 9 de marzo de 2011

Masa para tamales dulces o salados


kg. de harina de maíz.•1 cucharada sopera de polvo de hornear (levadura).•1 1/2 tazas de manteca de cerdo (se puede sustituir por mantequilla para los tamales dulces o también mitad y mitad).•1/2 taza de caldo de pollo (o infusión de canela para tamales de dulce).•10 cáscaras de tomate.•2 cucharadas soperas de anís.•Hojas de maíz lavadas.•Sal (o azúcar al gusto para tamales dulces).Empezaremos haciendo una infusión con 2 tazas de agua, las cáscaras de tomate y el anís, déjelo cocer unos 3-4 minutos, cuele y reserve el agua.
En un bol ponga la harina de maíz, la sal y el polvo de hornear (levadura). La harina debe cernirse antes, ésto significa pasarla por un colador, tamiz, etc. al igual que la sal y el polvo de hornear. Si se hace dos veces es mejor.
Meta la manteca (o mantequilla) en el microondas hasta dejarla semiderretida y añádala a la mezcla anterior. Comience a amasar añadiendo poco a poco tanto el caldo de pollo como el agua reservada de la cocción, hasta obtener una textura uniforme. El punto justo para saber si la masa está lista, es poner una bolita de masa en agua y si flota sin deshacerse, tenemos lista nuestra masa.

Un secreto para que los tamales nos queden muy sabrosos es batir muy bien la masa. Esto hace que el aire se introduzca en ella y los hace porosos.
Otro secreto es que la masa nos quede ligeramente más salada (o dulce) de lo normal, ya que al cocerse los tamales tienden a absorber la sal (o el azúcar) y pueden quedar sosos (o poco dulces).
Si notamos que nuestra masa nos queda ligeramente seca, podemos agregar un poco más de caldo. Si nos queda un poco aguada, podemos agregar un poco más de masa o harina.

Lave muy bien las hojas de maíz con las que haremos los tamales. Póngalas a remojar durante una hora aproximadamente y escúrralas bien.
Tome las hojas por el lado cóncavo y coloque una porción de masa en cada una. Agregue mole verde, rojo, picadillo o rajas con queso, o el relleno de su preferencia, cubra con más masa, doble la hoja y envuelva.
Según los vaya haciendo vaya colocándolos verticalmente en un bote tamalero, vaporera u olla preparada. Cueza al vapor durante una hora (hasta que se desprenda fácilmente la masa de la hoja).

Los tamales al envolverse pueden atarse por los extremos si se desea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario