martes, 15 de febrero de 2011

Torta con Strudel de ricota (Topfenstrudel-Torte)



El Topfenstrudel /'tɔpfnˌʃtʀuːdl/ (llamado Quarkstrudel en otras variedades del alemán y Túrós rétes en húngaro) es un tipo de dulce similar al Apfelstrudel, típico de los países que anteriormente formaban el Imperio austrohúngaro. Se trata de un Strudel relleno de queso quark (en dialecto austro-bávaro Topfen) o nata montada. Otros ingredientes habituales suelen ser huevos, azúcar, pasas y especias tales como la vainilla. A la masa se le suele dar la forma enrollada típica de los Strudel, aunque también puede disponerse en láminas de manera similar al hojaldre. El Topfenstrudel puede prepararse en un recipiente o directamente sobre una bandeja de horno ligeramente engrasada.

En Austria, el Topfenstrudel se suele servir con Vanillesoße, crema similar a unas natillas poco espesas.

Ingredientes: 300g harina, 8 cdas aceite, pica sal, 4 yemas, 60g azúcar, 400g ricota descremada, 1 cta ralladura naranja, 2 claras, 60g manteca, 30g pan rallado, 350g puré de ciruelas, 100 ml crema doble, 100 ml leche, 2 huevos, 2 cdas azúcar impalpable.
Mezclar harina, 150 ml agua tibia, 5 cdas aceite, pizca sal y reparar masa homogénea. Amasarla luego con las manos durante 4-5 minutos. Rociar con aceite restante, cubrir con papel film y dejar reposar 3 horas a temperatura ambiente. Batir 4 yemas con 30g azúcar durante 10 minutos. Incorporar ricota y ralladura. Batir 2 claras a nieve con pica sal, incorporando azúcar restante lentamente, sin dejar de batir. Incorporar entonces a la ricota y refrigerar. Derretir manteca. Secar masa con papel absorbente y estirarla lo más fino posible sobre un repasador levemente enharinado a un cuadrado de 60x60cm. Enderezar bordes, pintar masa con manteca y espolvorearla con pan rallado. Distribuir mezcla de ricota sobre la mitad inferior de la masa, dejando un borde de 2 cm. Verter puré de ciruelas en manga y distribuir el contenido sobre la ricota marcando dos líneas longitudinales. Arrollar la masa con la ayuda del repasador, comenzando por la parte rellena y presionando bien los extremos. Ubicar el arrollado dentro de una tartera desarmable (28cmø), previamente enmantecada y espolvoreada con pan rallado, formando un caracol compacto. Pintar con la manteca restante y llevar al horno precalentado a 180ºC por 50-60 minutos. Cubrir con papel de aluminio a los 40 minutos, de ser necesario. Batir 100 ml crema doble, 100 ml leche, 2 huevos y 2 cdas azúcar impalpable y verter esta preparación sobre la torta, una vez transcurridos los primeros 15 minutos de horneado.
Dejar enfriar en la tartera. Servir aún tibia con salsa de vainilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario