domingo, 28 de noviembre de 2010

Arroz con leche de almendras


almendras
(leche de cabra)
arroz
azúcar Para preparar diez sopas, toma una libra de almendras y sácales la piel en modo que queden blancas. Toma media libra de arroz y báñalo dos o tres veces en agua tibia, después mételo a cocinar en agua límpida hasta que esté bien cocido. Después sácalo y escúrrelo. Chafa muy bien las almendras bañándolas y rociándolas muchas veces con agua fresca hasta que no produzcan su aceite, desleír con agua fría y después pasar por un colador. Mete, así pues, a hervir esta leche de almendras en una olla añadiendo media libra de azúcar y, cuando empiece a hervir, vierte el arroz y coloca la olla distante del fuego mezclando a menudo hasta que no tome sabor de humo y déjalo hervir durante media hora . Con la misma técnica podrás cocinar el arroz también con leche de cabra o otro tipo de leche.

SEÑOS HISTÓRICOS
Martino, en su tratado, presenta una receta para cocinar el arroz también con "caldo de carne" así pues, esta presentada aquí, que utiliza la leche de almendra, servía para los días de ayuno y de Cuaresma o era reservada para los enfermos. El arroz era un cereal de difusión relativamente reciente en el tiempo de Martino: importado en Europa por los Árabes, cultivado en Sicília desde el siglo XIII, no llegó en la Italia septentrional y en el Valle Padano, donde encontrará condiciones favorables para su desarrollo, hasta el siglo XV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario