martes, 27 de julio de 2010

yemitas


10 yemas • 200 g de azúcar • 1 trozo de vaina de vainilla o gotas de esencia • 100 g de azúcar impalpable • 250 g de azúcar en terrones • 1 cucharadita de glucosa pastosa • manteca

Colocar en un bol las yemas junto con el azúcar y la¯ vainilla en rama. Llevar a ¯fuego lento y, con cuchara de madera, revolver hasta espesar y se despegue fácilmente del fondo de la cacerola. Distribuir sobre un mármol ligeramente enmantecado, deje entibiar¯ y agregar poco a poco el azúcar impalpable tamizado. Si se utilizó vainilla en rama quitarla antes, si es esencia incorporarla. Trabajar la pasta hasta que quede ni muy dura ni blanda. Hacer las esferas y dejar secar en una placa. Colocar en una cacerola el azúcar en terrones, la glucosa y agua hasta cubrir. Llevar al fuego hasta que tome punto de caramelo claro (se conoce cuando al retirar una pequeña cantidad de almíbar y ponerlo en un recipiente con agua fría, se forma al unirlo con las yemas de los dedos una bolita bien dura). Retirar el azúcar del fuego y, con un tenedor o el aparato especial para acaramelar, pasar una por una las yemas por el caramelo. Retirar, distribuir sobre el mármol ligeramente enmantecado y dejar enfriar. Conservar en un frasco con tapa hermética y, si es posible, agregar una bolsita con cal viva para que no se peguen. Si las va a servir de inmediato, presentar dentro de pirotines de papel blanco, plateado o dorado.

Secretito: al cocinar la pasta debe revolverse constantemente con la cuchara de madera para que no se pegue¯ en el fondo de la cacerola y tome feo sabor. No debe cocinarse demasiado para que no resulten secas. Al dejarlas enfriar se forma una película en la superficie pero queden cremosas por dentro. Para hacer el caramelo y caramelizarlas es preferible utilizar siempre azúcar de refinería o en terrones y no molida.

Variante
Pueden hacerse las yemitas acarameladas con sabor a coco: agregar al trabajar sobre la mesada 150 g de coco seco rallado fino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario