lunes, 26 de julio de 2010

galletitas de azucar

La receta es muy sencilla:
Necesitas, para aprox. 40* galletitas (según la forma y tamaño que elijas):
180g de manteca reblandecida
200g de azúcar
2 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla
420g de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de sal
Bate juntos la manteca y el azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa y clarita.
Con una espátula, limpia los laterales, empujando la masa hacía el centro del bol, y añade los huevos y el extracto de vainilla. Bate hasta conseguir una masa lisa. Añade la harina, la levadura y la sal, y mezcla hasta conseguir una masa espesa y homogénea. Podes hacer esto con una batidora eléctrica, pero personalmente prefiero hacerlo a mano con una cuchara grande, realmente no tarda mucho y es más fácil evitar mezclar demasiado (lo cual resulta en una galleta más dura).Si la masa te parece demasiado pegajosa para aplanar con un palo, añade un poco más de harina. Ahora, divide la masa en dos y guarda cada mitad en la heladera, envuelto en plástico, durante por lo menos 1 hora.
Calienta el horno a 180ºC.
Saca uno de los paquetes de masa de la heladera.
Cubre la superficie de trabajo con un poco de harina y, con un palo, extiende la masa sobre ella (tenes que echar más harina encima de la masa para que no se pegue al palo), hasta conseguir un grosor de aprox. ½ cm. Con tu molde de galletitas, hace cuantas formas puedas. Para que sea un poco más fácil, cubri el molde con un poco de harina entre corte y corte. Con una espátula ancha, pone las formas de masa en una bandeja de horno. No hace falta dejar mucho espacio entre ellas, no se extienden mucho. Si tenes más de una bandeja de horno, mejor, podes hacer dos a la vez y vas mucho más rápido.. Hornea durante aproximadamente 8-12 minutos, o hasta que los bordes de las galletas empiecen a dorarse. Un truco que rara vez falla es este: si la cocina ya huele a galletita, están hechas. Sacalas del horno, dejalas reposar durante aproximadamente 2-4 minutos, y con la ayuda de una espátula ancha, pasalas a una rejilla para enfriarse. Para la cobertura, mezcla juntos un par de cucharadas de agua caliente y aproximadamente 300g de azúcar glasé. Mezcla, añadiendo más agua o azúcar hasta conseguir una consistencia lisa y espesa, como miel natural. Añade un poco de colorante alimenticio si deseas. Para estas galletitas, usamos unas gotas de colorante amarillo. Cuando las galletas estén frías, extende un poco de colorante encima de ellas, y antes de que se seque, adorna con formas de azúcar, si deseas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada