lunes, 26 de julio de 2010

berlinesas (bolas de fraile, suspiro de monja o como corno le guste llamarlo)

30 g de levadura de cerveza • 1/4 de l de leche tibia• 3 huevos • 100 g de manteca • 125 g de azúcar molida y cantidad adicional para espolvorear • pizca de sal fina • ralladura de la cáscara de 1/2 limón • 1/2 kg de harina • cantidad necesaria de mermelada espesa de membrillo u otra fruta a gusto • grasa o aceite para freír

Disolver la levadura con la mitad de la leche y dejar en lugar tibio durante 10 minutos. Agregar la leche restante, las yemas, la manteca derretida tibia, el azúcar, la sal, el limón, la harina poco a poco y, por último, las claras batidas en punto de nieve. Trabajar con las manos hasta que la masa quede lisa y dejar leudar en lugar templado hasta que aumente el doble de su volumen. Estirar la masa con las manos dejándola con 3 cm de espesor, con un cortapasta redondo cortar círculos medianos y, sobre la mitad de éstos, distribuir con una manga el dulce elegido. Pintar los bordes con huevo batido, tapar con los círculos restantes y presionar para que se unan. Tapar con un repasador y dejar leudar en lugar templado durante 15 minutos. Freírlos en la grasa o el aceite hasta que la masa esté cocida y la superficie dorada. Retirar con una espumadera, escurrir sobre papel absorbente y espolvorear con azúcar molida o impalpable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada